Una vez más, cine y literatura

Noticia

Ediciones ICAIC, sello editorial del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, presentó este viernes en el Centro Cultural Dulce María Loynaz seis de las siete propuestas que ofrece en esta Feria Internacional del Libro.

Vivir bajo la lluvia. Julio García Espinosa es uno de los títulos codiciados por cinéfilos y lectores. La compilación, realizada por Dolores Calviño, está dedicada a la memoria del cineasta en sus 90 años. El texto se estructura a partir del testimonio del propio Julio, al que se suman otros escritos suyos y de varios autores.

“Espero que este libro sirva para continuar en las mismas batallas contra el dogmatismo, el quietismo; cambiar todo lo que tenga que ser cambiado como nos indicó Fidel, como el propio Julio también nos dice, cambiar las viejas recetas por nuevas es seguir congelados, tal vez con un color azul pálido en lugar de morado, pero congelados al fin. Por eso algunos hemos decidido arrojar el paraguas, nos hemos mojado y nos estamos empapando, y no queremos ningún paraguas por nuevo que este sea. Pensamos que es más honesto y práctico aprender a vivir bajo la lluvia”, rememoró Calviño durante la presentación.

La obra El espejo roto. Morfologías del cuerpo gay-lesbiano/queer en el cine fue presentada por su propio autor, Alberto Garrandés. “Este texto no es una escritura crítico-ensayista más o menos inhabitual, sino una especie de construcción neobarroca con la dinámica de su estructuración, que me invita a decir que El espejo roto… no es un ensayo, sino más bien el ensayo de un ensayo”.

Los textos de Garrandés son conocidos por los seguidores de Ediciones ICAIC, editorial con la que ha publicado los volúmenes Sexo de cine. Visitaciones y goces de un peregrino, El ojo absorto. Notas sobre el cuerpo en el cine, y Una vuelta de tuerca. Cine de autor y películas de culto.

Del Fernando Pérez cineasta y ser humano escribió Joel del Río en su más reciente obra La edad de la ilusiones. El cine de Fernando Pérez. “Pienso que no basta tener solo la obra de los cineastas, también es necesario el pensamiento alrededor de ella, tanto de los propios cineastas como de críticos, periodistas y demás miembros de la comunidad intelectual. Este es un libro coral, en el que Joel expresa sus opiniones, pero también le da voz a otros que han hablado de la obra de Fernando”, apuntó el profesor y crítico Mario Masvidal.

La edad de las ilusiones… no solo destaca las luces y sombras del cine de Fernando, sino a este como persona, su pensamiento y posición honesta. Es referencia obligada sobre la ética y estética de una época, referencia para la historia y críticas cinematográficas”, agregó.

El cuarto y último tomo de Cronología del cine cubano, de Arturo Agramonte y Luciano Castillo, es otra de las propuestas literarias. El libro abarca el periodo transcurrido entre 1953 y 1959, e incluye capítulos tan interesantes como aquel dedicado al cine pornográfico en Cuba. “Disfruté mucho el capítulo El cine cubano en cueros, pues del tema casi no se había escrito nada. Fue placentero revelar un asunto que por muchos años fue tabú en la Isla”, señaló Castillo.

Memorias de un director de arte, de Pedro García Espinosa, es otro de los títulos a disposición de los cinéfilos/lectores. En sus páginas el autor rememora sus experiencias de más de sesenta años dedicados a la dirección de arte en el cine, tan pocas veces recogida en letra impresa. Memorias…  es el primer libro en Cuba sobre esta especialidad.

Asimismo, contamos en esta Feria con el texto Alejo Carpentier: la facultad mayor de la cultura, de Luis Álvarez, quien muestra la manera en que Alejo Carpentier “produjo un pensamiento sobre la cultura de trascendental importancia para la comprensión de la especificidad cultural latinoamericana y el conocimiento de su presente, pasado y futuro”.  

(10/ 02/ 2017)