Inaugural noche de premios en Gibara

Noticia

Autores: 

Aunque las postrimerías de esta semana acogerán los momentos más emocionantes en tanto la revelación de los merecedores del palmarés del FIC Gibara, la primera noche en la Villa Blanca no fue menos abundante en galardones que reconocen vidas, esfuerzos, sueños y tenacidades.

La inauguración oficial del Festival en el parque gibareño Calixto García tuvo como corolario la entrega de la Distinción Aniversario 200 de la Fundación de Gibara a Manuel Marrero, Ministro de Turismo de Cuba, por su decisivo rol en el venidero (casi inmediato) lanzamiento de Gibara como destino turístico; y a Jorge Perugorría, presidente del FIC, por hacer realidad un año más la historia de amor de la ciudad con el séptimo arte.

La gala inaugural, en un repleto cine Jiba, se reservó el privilegio de la primera entrega de los premios Lucía de Honor a Eslinda Núñez y Adela Legrá, dos de los rostros más recurrentes en el cine de Humberto Solás y el cine cubano todo. También, un tercer lauro fue concedido a la familia Benvenuto Solás, en las manos de Sergio Benvenuto, uno de los fundadores del Festival Internacional de Cine Pobre junto a Humberto.

A propósito de alegrías y sorpresas, la actriz española Victoria Abril, una de las invitadas especiales de esta edición dedicada a España, comentó que, aunque lleva décadas yendo a festivales en el mundo, esta había sido la mejor alfombra roja que había hecho, pues los protagonistas eran todos los pobladores de Gibara. Benicio del Toro, otra de las personalidades cuya presencia distingue el Festival, saludó igualmente a Gibara.

La noche del Jiba terminó con otro premio para Adela Legrá: la proyección del documental Manuela, el rostro rebelde del Cine Cubano, del realizador Manuel Jorge Pérez. Y el concierto de Pablo Milanés en la marina Plaza Da Silva, fue el gran premio masivo que recibió Gibara entera.

Tomado de: ficgibara.cult.cu