Carteles cubanos de cine en Registro Nacional de la UNESCO

Noticia

La Cinemateca de Cuba recibió este miércoles el certificado de inscripción de la colección Carteles cubanos de cine en el Registro Nacional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO. 

Al acto de entrega, celebrado en el lobby del ICAIC, asistieron el presidente del instituto, Roberto Smith de Castro; la presidenta del Comité Nacional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO, Nuria Gregori Torada; miembros de esta entidad, así como representantes de la oficina Unesco en La Habana y la Comisión Nacional Cubana de la Unesco, diseñadores gráficos, artistas de la plástica, especialistas de la Cinemateca de Cuba y otros invitados.

“Es para mí motivo de gran alegría regresar al ICAIC para hacer la entrega de la inscripción de los carteles de cine cubano en este registro nacional. Como recordarán, hacen unos años se inscribió en Memoria del Mundo de la UNESCO el Noticiero ICAIC Latinoamericano. Es posible, entonces, que los carteles cubanos sigan su camino hacia el reconocimiento regional y también mundial”, aseguró Gregori Torada.

En la ceremonia se dio lectura al texto que justifica el valor de la obra y que a continuación reproducimos:

“La colección Carteles cubanos de cine constituye parte imprescindible del patrimonio del ICAIC. Son la expresión gráfica que acompañó la cinematografía cubana en todo su devenir. Desde la primera pieza conservada en la Cinemateca de Cuba, La manigua o La mujer cubana, de 1915, para el filme del pionero Enrique Díaz Quesada, hasta los últimos carteles confeccionados para filmes nacionales producidos por el ICAIC o de manera independiente a la industria, todos conforman una colección de alto valor patrimonial. Los conocidos carteles del ICAIC marcaron una impronta visual y fueron una excepción en las artes visuales del país. Originalmente concebidos como obras efímeras para la promoción de un filme, una muestra, un evento u otros, muchos de ellos consiguieron recolocarse como piezas artísticas cuando pasaron a formar parte del ambiente de diversos lugares. Sin duda alguna, estas piezas han contribuido a la educación visual de los espectadores a partir de propuestas novedosas de gran belleza, impacto visual y eficacia comunicativa”.

Al finalizar el acto, el director de la Cinemateca de Cuba, Luciano Castillo, afirmó en palabras de agradecimiento:

“La Cinemateca de Cuba y el ICAIC agradecen a la comisión cubana de la UNESCO la inscripción en el Registro Nacional del Programa Memoria del Mundo de esta colección de obras capaces de dejar boquiabiertos a los espectadores contemporáneos”.

Asimismo, Castillo reconoció, entre otros, el trabajo de la especialista de la Cinemateca de Cuba, Sara Vega, y la vicedirectora de la institución, Lola Calviño, por su empeño en conservar los carteles cubanos de cine y difundir su valor internacionalmente.