Los padres tienen la palabra

Noticia

Con el pretexto de la premier del documental Soy papá… de cualquier manera, programada para el día 18 de noviembre en el cine Yara, Cubacine entrevistó a una de sus directoras, Lizette Vila, fundadora del proyecto Palomas, casa productora cinematográfica para el activismo social que cumple quince años.

Sobre Soy papá… de cualquier manera, documental que el público espera ansioso, la directora comentó que forma parte de una contribución a la campaña de la UNICEF, La primera infancia importa. Con el documental se quiere reconocer la importancia de los hombres en la formación de sus hijos.

“Los testimoniantes con los que contamos son personas que llegaron a Palomas por diferentes razones, para contar su vida, para recibir apoyo. Tenemos muchos más hombres de los que aparecen en el documental. Pero nos interesaba trabajar el tema de la interseccionalidad. Por eso los escogimos a ellos, porque hay una diversidad de hombres, un transgénero, una pareja homoparental, un viudo; todos de diferentes ciudades, edad, color de piel; diferentes experiencias de vida. El tema de la interseccionalidad para Palomas ha sido una guía fundamental de democratización a la hora de hacer una denuncia y de expresar hechos”, explicó Vila.

La realizadora agregó que con este documental ponen por primera vez en la palestra el tema de la violencia obstétrica. “Nosotros pensamos que el parto debe ser organizado, amoroso, libre de violencia obstétrica. En el documental hay tres casos de esta violencia. El viudo, cuya esposa está embarazada de jimaguas y solo se puede lograr uno. Aparece también el caso de la placenta previa. Tenemos, además, la niña con cáncer, que es un caso de violencia obstétrica. En esos casos hubo un mal manejo en el parto. Es un tema fuerte pero hay que decirlo”.

La lideresa de Palomas aclaró que hay que hablar también de la violencia patrimonial y de la violencia económica. “Todo eso en un país donde las mujeres y los hombres tienen el mismo salario e igual derecho a la herencia. Entonces, no entiendo que está pasando, por qué tenemos esas desigualdades”. 

Según Vila, este nuevo documental sería el número sesenta de la casa productora pero el ochenta y seis de su carrera. En este sentido, Palomas incluye también la participación activa de estudiantes de la Facultad de Arte de los Medios Audiovisuales del ISA y de otros jóvenes que están interesados en aprender el arte cinematográfico en todas sus modalidades. “Tenemos una cooperativa de conocimiento y capacidades en Palomas. Hay jóvenes que llegaron sin saber nada del audiovisual y hoy son editores, sonidistas”.

"¿Cómo hablar de la igualdad, que no es un hecho, sino un valor; cómo hablar de una vida libre y sin violencia; cómo hablar de derechos humanos, si no nos aliamos y vinculamos a los hombres? Hay muchos hombres que sufren. Les ha tocado vivir en una existencia que no es verdadera, que es agresiva para ellos. Por eso, hemos pensado un discurso inclusivo del cual los hombres forman parte. Porque en los índices de violencia en Cuba, aunque no tenemos los números concretos, hay evidencias de que los mayores perpetradores son hombres. Pero, a la vez, las cifras dicen que son los más afectados por enfermedades de transmisión sexual, viven una depresión que es la mayor causa de suicidio en el mundo. En consecuencia con ello, Palomas decidió desde el año pasado conmemorar el Día Internacional del Hombre, que nace en 1992 y en 1999, en Trinidad y Tobago. Este proceso social cubano está preparado para decir con fuerza que esos hombres deben cuidar su salud y proponer crear un balance entre mujeres y hombres, niñas y niños”.

Como cada trabajo de Palomas, el público agradece verse representado en la pantalla y sobre todo agradece el noble trabajo de Lizette Vila y de todo el proyecto. Para suerte de muchos, ya Lizette está trabajando en su próximo material, del que tendremos noticia más adelante.