Audiovisual y transformación, varios metros sobre el nivel del mar

Noticia

Cuando se habla de audiovisual cubano contemporáneo, error sería dejar fuera de las referencias ese proyecto comunitario que desde las montañas ha impulsado la cultural local y apostado por el bienestar de aquellos que habitan la mayor cordillera de Cuba. Televisión Serrana, enclavada en la misma Sierra Maestra, cumple este 15 de enero un cuarto de siglo, periodo en el que ha sabido diferenciarse del resto de los telecentros de la Isla por su obra y rutinas productivas. Llevar arte hasta los sitios más intrincados y fortalecer la participación activa de la comunidad en sus propias tareas son dos premisas que el proyecto ha seguido al pie de la letra, y al pie de la montaña.

Corazón cultural de Buey Arriba, Granma, Televisión Serrana nació gracias a la idea y batalla del realizador Daniel Diez, con el auspicio de la UNESCO, el Instituto Cubano de Radio y Televisión y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños. Aquellos jóvenes que llegaron al poblado de San Pablo de Yao en enero de 1993 tuvieron como primera faena ganarse la confianza y el respeto de los serranos. El estrecho vínculo con ellos era el camino para cumplir los objetivos del proyecto.

Desde entonces una amplia producción, especialmente documental –heredera en cierto modo del venerable Noticiero ICAIC Latinoamericano –, ha sido filmada y proyectada en las montañas orientales, de la cual algunos exponentes han sido merecedores de premios tangibles e intangibles. La admiración, uno de ellos.

Aunque yo diría que el mayor mérito de este proyecto es la transfusión de vida que le ha aportado a los lugareños, quienes encuentran en él no solo una fuente de actividad y movimiento, sino también un medio para hacerse ver y escuchar. Hablar de la vida cotidiana, la naturaleza, las aspiraciones, los juegos, los puntos de vista, las tristezas y regocijos delante de una cámara, se ha convertido para los serranos en una forma de expresión y, si se quiere, de exorcismo. 

La labor educativa de la Televisión Serrana es otro de sus puntos a favor, sobre todo aquella que proviene del Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria. En él se brindan herramientas para que los lugareños se relacionen y dominen el lenguaje audiovisual, con el fin no solo de que puedan decodificar determinados productos, sino también para que puedan realizar sus propias obras. La cultura, entonces, ha crecido en Buey Arriba y sus alrededores.

No solo ha enriquecido este proyecto comunitario la Sierra Maestra con cine, teatro, artes plásticas y literatura. Gracias a su labor también han surgido calles y aceras, se han extendido la electricidad y el agua potable y se ha desarrollado el cuidado medioambiental. O sea, que la Televisión Serrana ha transformado la comunidad cultural, social y económicamente.  

Desde Cubacine llegue a este loable movimiento nuestras felicitaciones por su cumpleaños 25. Ojalá recorra otro cuarto de siglo más llevando alegría y bienestar a los que pueblan las montañas del Oriente y, por supuesto, incorporando al archivo audiovisual de la Isla filmes sinceros, que reflejen, construyan y transformen realidades varios metros sobre el nivel del mar.