Mayo. La Cinemateca recomienda

Noticia

Para este mes de mayo la Cinemateca de Cuba reserva varios ciclos interesantes. El primero de ellos es Tributo a Saul Landau, que ofrece por vez primera en Cuba algunas de las obras más significativas de este cineasta estadounidense. Su inauguración será el día 4 en la sede de la institución, el cine 23 y 12, y el desarrollo del ciclo será en la Sala Charlot del cine Charles Chaplin. La obra que inagurará la muestra es el documental Paul Jacobs y la cuadrilla nuclear (1979).

Otra de las propuestas es la segunda edición del Festival de Cine en Lengua Portuguesa, con representaciones procedentes de Brasil, Portugal, Angola, Mozambique, Cabo Verde y Timor-Leste. Su inauguración será el día 9 en el 23 y 12 con el filme de estreno El testamento del señor Napumoceno (Francisco Manso, 1997).  

Este mes la Cinemateca rendirá homenaje al cineasta japonés Kenji Mizoguchi por el 120 aniversario de su natalicio con la exhibición de trece de sus filmes, entre ellos, Historia del último crisantemo (1939), La espada bijomaru (1945), Retrato de la señora Yuki (1950), Cuentos de la luna pálida después de la lluvia (1953), La calle de la vergüenza (1956).

Por otra parte, la Cinemateca mostrará un nuevo segmento del ciclo El cine medio siglo atrás, dedicado a 1968. Señalar que todos los filmes irán acompañados de ediciones restauradas del Noticiero ICAIC Latinoamericano.

En la sala Charlot del Chaplin, además del tributo a Saul Landau, recordaremos al actor norteamericano William Holden con motivo de su centenario. Sinfonía de la vida (Sam Wood, 1940), Texas: una amistad hasta el final (George Marshall, 1941), Infierno en la tierra (Billy Wilder, 1953), Hombres o bestias (John Sturges, 1953) y Sabrina (Billy Wilder, 1954) son algunas de las propuestas.