Recomendaciones para la semana de cine alemán

Comentario

Autores: 

La semana de cine alemán este año está dedicada especialmente a cuestionar y mostrar la situación que enfrenta la Alemania actual en cuanto al tema de la migración y la discriminación, según declarara el agregado cultural de la embajada de este país en Cuba. Para ello, se escogió para la noche inaugural la trilogía En plena Alemania: NSU (Los victimarios, Las víctimas, Los investigadores).

En esa línea se incluye también El camino soñado (Angela Schanelec, 2016), filme que cuenta dos historias de amor y desamor separadas por treinta años. En la Grecia de 1984, Kenneth y Theres pasan las vacaciones. Se ganan la vida cantando en un parque. Todo va bien hasta que la madre del chico sufre un accidente. Kenneth no duda en ir al hospital, dejando a Theres atrás. En el Berlín de 2014, Ariane, una actriz de televisión, deja a su marido antropólogo. Pronto, los caminos de estas dos parejas se cruzan de manera inesperada.

Angela Schanelec dirige este drama que se estructura de manera muy simple: traza una semblanza del desencanto y del fin del amor a través de dos parejas, dos historias distanciadas en el tiempo por treinta años. Miriam Jakob y Thorbjörn Björnsson son los protagonistas de la primera historia de desamor, debut en largometrajes para ambos. Maren Eggert y Phil Hayes encarnan la pareja de 2014.

El crítico Roger Koza, en su blog personal Con los ojos abiertos, señaló la influencia de Bresson en el filme. “La cantidad de planos de manos y pies remiten estética y numéricamente al maestro francés. Si bien uno de los personajes dice tener fe pero se queja a su vez de la total desatención del Altísimo, el filme de Schanelec, sin embargo, prescinde del plus teológico del cine de Bresson. El materialismo es absoluto, y la contingencia de los hombres y las cosas es ineludible. Sin intervención divina, la redención es estética y extradiegética: en la forma, en la pureza extrema de cada plano y en la delicadeza de un gesto anida una hermosura que aún no ha sido confiscada por la impiedad del mundo”.

Otro filme alemán también favorecido por la crítica incluido en la muestra es Casting, del director Nicolas Wackerbarth. La cinta del año 2017 trata sobre el conflicto que representa para Vera, una directora de cine, la realización de una nueva versión de Las amargas lágrimas de Petra von Kant de Fassbinder, quien espera tener para su primera película el elenco perfecto. En esa dinámica, se acerca el primer día de rodaje y sigue sin encontrar a la actriz del papel protagónico.

Mientras Casting se pone en marcha, el público logra sentirse parte de ese proceso, narrado como un documental de observación y filmado con una cámara montada en el hombro. Se escuchan conversaciones casuales en los camerinos y en el escenario, y son vistas actriz tras actriz leer para el papel de Petra mientras se observa la relación compleja e interdependiente que surge entre estos aspirantes y la directora.

Es una relación que oscila entre la sumisión, mezclada con la necesidad de mostrar gratitud y una sensación de resistencia o incluso desafío, teñida de orgullo, que parece a la vez completamente comprensible y un poco ridícula.

Los dos filmes son de la más reciente producción cinematográfica alemana y ofrecen dos temáticas y estilos completamente diversos. Ambas constituyen buenas opciones para disfrutar de esta semana de cine alemán en La Habana, del 4 al 8 de julio. Casting se proyectará en el cine 23 y 12 y a continuación El camino soñado. Las dos acompañadas por el documental cubano Yo soy Malú (Mayra Álvarez Díaz, 2018).