Sergio y Serguéi, una película sobre la amistad

Noticia

Sergio y Serguéi (Ernesto Daranas, 2017) llegó a la majestuosa ciudad de los tinajones, Camagüey, para iniciar su estreno nacional y romper la costumbre de que la mayoría de las películas cubanas celebran su premier en el universo capitalino. Es este un filme de ficción que resalta al más alto nivel el lenguaje universal del cine, apoyado en códigos o zonas de comprensión de realidades sociales muy complejas, como mencionara el propio director en conferencia de prensa este jueves en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, primera sala de su tipo en el país. La película se exhibirá en los cines de estreno y es apta para todas las edades.

Este encuentro con parte del staff de la obra, la prensa y el público camagüeyano en general, inició con la presentación del cartel serigráfico de la película –realizado por el reconocido diseñador Raúl Valdés (Raupa)– y continuó con un intercambio de experiencias creativas asociadas al proceso de realización del filme. Moderada por el ensayista, crítico de cine, promotor cultural y uno de los gestores de esta premier en Camagüey, Juan Antonio García Borrero, la mesa se conformó, además, por el director y guionista del filme, Ernesto Daranas Serrano; el director de fotografía Alejandro Menéndez; el supervisor de postproducción Pedro Suárez; el editor Jorge Miguel Quevedo; el productor ejecutivo Joel Ortega; el actor Héctor Noas; la asistente de arte Laura Daranas y el productor delegado de Mediapro, Omar Olazábal. Desde sus especialidades, estos artistas hurgaron en las especificidades y esencias de una película como Sergio y Serguéi, tan peculiar en el panorama del cine cubano actual.

Elementos como la producción de rodaje, las locaciones, el interesante trabajo actoral de los artistas que encarnan personajes protagónicos y la interpretación especial de Mariana (la niña), asumido con gracia y maestría por la pequeña Ailín de la Caridad Rodríguez, fueron presentados en la conferencia de la mañana y luego profundizados con mayor rigor en el taller desarrollado en la tarde de ese mismo día en el Complejo Nuevo Mundo.

No es casual que Daranas escogiera un proyecto audiovisual tan noble como El callejón de los milagros para presentar su más reciente película. El público camagüeyano amante del cine, gusta y agradece aquellos filmes donde la sensibilidad, el arte y el humanismo se imbrican perfectamente en una historia que cruza las vidas de un cubano (Tomás Cao), un soviético devenido ruso (Héctor Noas) y un americano (Ron Perlman); vidas que por azares radiofónicos conjugaran una amistad que les ayudó a enfrentar los complejos cambios emergentes en su realidad.