El hombre de Maisinicú: 45 años de historia y cine

Noticia

El hombre de Maisinicú, una de las películas cubanas más entrañables, cumplió 45 años de estrenada. Para conmemorar la fecha se organizó un encuentro en el lobby del cine Chaplin al que asistieron integrantes del staff del filme y otros cineastas y personalidades del ámbito cinematográfico cubano. Integraron la mesa el cineasta y Premio Nacional de Cine Manuel Pérez Paredes, director de la película; el productor Santiago Llapur; la maquillista Bárbara Galindo y los actores Mario Balmaseda y Luis Rielo.

También participaron en esta conmemoración los hijos del actor Reinaldo Miravalles, Jorge Herrera y Alberto Delgado, este último el personaje en que se basó la historia del filme. Asistieron, además, otras personalidades del cine cubano como la actriz Eslinda Núñez y el director de fotografía Raúl Rodríguez, ambos distinguidos con el Premio Nacional de Cine.

Manolo, como se le conoce cariñosamente al director de la película, relató a los presentes los inicios de este proyecto, contó detalles de la investigación, la redacción del guion junto a Víctor Casaus, y la realización de la película. El cineasta confesó que en las dos horas de metraje quedaron fuera muchos detalles interesantes de la vida de Alberto Delgado, porque prefirió concentrarse en la historia del personaje en el Escambray. También dio pormenores sobre la reconstrucción del enfrentamiento entre el bandido Cheito León y Delgado, y el asesinato de este último.

Al referirse a Sergio Corrieri, quien interpreta el personaje principal, Pérez relató que al principio dudó si hacer o no la película porque se encontraba en el grupo Teatro Escambray y no quería alejarse de ese proyecto. Pero finalmente aceptó.

Por su parte, el productor Santiago Llapur relató anécdotas de la producción de la película, que se hizo con un equipo muy pequeño. Para la maquillista Bárbara Galindo encargarse del maquillaje de este filme fue todo un reto. “Manolito, nunca me la has puesto fácil. He hecho dos películas contigo y las dos han sido complicadas, pero creo que salí con dignidad de ese trabajo”, comentó.

Manolo Pérez subrayó la importancia de todo el equipo, del amor con que se entregaron al filme, y destacó la fotografía de Jorge Herrera, la edición de Gloria Argüelles, el sonido de Germinal Hernández, la escenografía de Luis Lacosta, el trabajo de Daniel Díaz Torres como asistente de dirección y el apoyo de Fernando Pérez en algunas escenas.  

Por estos días el lobby del Chaplin exhibe una muestra fotográfica con momentos del rodaje de El hombre de Maisinicú, instantáneas tan memorables como la película misma.

La actividad dio lugar a la presentación del libro Bandidismo: derrota de la CIA en Cuba, de Pedro Etcheverry Vázquez y Santiago Gutiérrez Oceguera.

Fue este un emotivo encuentro con la historia y el cine, tal como hace unos meses se celebró el aniversario de otro importante filme cubano, El brigadista. Estas conmemoraciones, más que recordar fechas, sirven para el reencuentro y para rendir merecido tributo a quienes han hecho el cine cubano desde la fundación del ICAIC.