Los dos príncipes

Andrea Fabiani: “Aquí me siento como en casa”

Mar, 23/07/2019 - 05:15

Andrea Carolina Fabiani Estrella es productora de los Estudios de Animación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Entre los trabajos más relevantes que ha realizado esta venezolana residente en nuestro país se encuentran el cortometraje Los dos príncipes y las series animadas Tutu y Pequebots.

El corto, realizado con la técnica de stop motion, fue distinguido en la edición 39 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano con el Premio Especial del Jurado. Momento transcendental en la vida de Andrea, porque por vez primera veía reconocido su trabajo en Cuba.

Con el objetivo de conocer un poco más sobre su quehacer en el mundo de la animación cubana, Cubacine conversó con la joven productora.

¿Qué significa Los dos príncipes en la vida de Andrea?

Es un proyecto con el que me siento muy identificada. Fue mi primer trabajo usando la técnica que para mí, dentro de la animación, es la máxima realización. El stop motion, desde mi punto de vista, es muy artístico y describe la animación como concepto.

Estoy muy agradecida de que Yemelí Cruz y Adanoe Lima hayan confiado en mí para el proceso de producción. Estar implicada durante todo un año en la materialización de un proyecto tan intenso fue una experiencia única. Cuando los directores se plantearon realizar la adaptación de un poema tan reconocido las expectativas fueron muy grandes.

Al final todo fue satisfactorio. Lograron representar a través de marionetas muy artesanales, casi inacabadas, el sufrimiento de los padres ante la pérdida de un hijo. Una perfecta concordancia entre el contenido y la animación fue lo que logró calar profundo en los corazones de todo el público. Y en esa posición también me incluyo.

El filme recibió un Coral…

Fue muy emocionante compartir la alegría del reconocimiento. Un momento muy importante para mi carrera profesional. Y desde lo personal fue muy significativo ver la aceptación pública de un trabajo que nos había tomado meses realizar y se resumía a 12 minutos.

Después de eso participamos en el Festival Mostra Espanha en Portugal, donde igual tuvimos una grata acogida. Cada uno de los momentos especiales que compartimos con Los dos príncipes los guardo con gran recelo. Son inolvidables e imperecederos.

En los últimos tiempos has trabajado en las series animadas Tutu y Pequebots

En el caso de estos animados hemos usado la técnica 3D, lo que permite darles volumen a las figuras y hacer más interesante la propuesta visual.

Tutu es una coproducción entre los Estudios de Animación ICAIC y Ficción Producciones de España. Es una serie animada dirigida a niños en edad preescolar, que transmite valores humanos como la amistad, el amor, la honestidad, el compañerismo y la solidaridad. La serie surge como una necesidad al llamado de la pérdida de valores presente en las nuevas generaciones de gran parte de la comunidad europea. Aunque es una serie escrita para comercializarse en Europa, en nuestro país es difundida con el objetivo también de fomentar los buenos valores.

Tutu consta de dos temporadas. Mientras la primera trata este tema recién mencionado, en la segunda optamos por enseñar a los niños juegos y labores cotidianas, con el fin de crear responsabilidades.

Por su parte, Pequebots es una serie cubana totalmente didáctica. Al igual que Tutu, además de mostrar valores, enseña a los niños conocimientos básicos como las figuras geométricas y los colores. De esta serie tenemos 40 capítulos terminados y aún nos quedan 12 para concluir lo que sería una primera temporada.  

De manera general te puedo decir que ambas cumplen con el objetivo de enseñar a los niños diversas nociones positivas a través del entretenimiento.

¿Por qué decidieron utilizar la técnica 3D?

Es la tendencia que se lleva en el mundo entero. Y ante todo nos propusimos crear animados que cumplan con los estándares internacionales para tener una mayor aceptación. Esta técnica puede clasificarse de nueva en comparación con otras como el stop motion, pues quizás tiene menos de 20 años, y utilizarla no implica que esté por encima de otras, sino porque, casualmente, la segunda causa de su elección fue que es una técnica más económica. Se ahorra papel, pues todo se almacena en máquinas. Es cierto que se necesitan computadoras de alto nivel y almacenamientos con amplia capacidad, pero se gana en otras cosas, como la rapidez del proyecto.

¿Han tenido buena aceptación estos animados?

Tanto Pequebots como Tutu han tenido buena aceptación. Visualmente ambos proyectos presentan muy buena calidad estética. Desde el diseño de los personajes hasta los diálogos fueron hechos con gran profesionalidad. La buena acogida que tienen se debe ante todo a su visualidad, sus colores atractivos y figuras con volumen. Como había comentado, están muy acordes a la tendencia de la animación en 3D y por lo tanto demandan altos presupuestos. También la buena aceptación está propiciada por la premisa que tienen estas series de promover valores y enseñar a través de las imágenes. 

¿Qué planes futuros tienes dentro de los Estudios de Animación ICAIC?

Espero poder hacer otro cortometraje como el de Los dos príncipes y terminar la primera temporada de Pequebots. Deseo seguir trabajando y estar aquí para otras opciones que se me presenten. Estos años en los Estudios de Animación me han permitido crecer profesionalmente y encontrar un espacio en el que puedo producir y sentirme como en casa.