Entrevista a directora de Comunicación de Meliá Hotels Internacional, Maité Artieda

Cine cubano desde un rincón especial

Vie, 01/11/2019 - 07:48

Ver una película en un espacio acogedor y distinto se agradece, más si nos encontramos rodeados de cine y cultura. Esto lo sabe la directora de Comunicación de Meliá Hotels Internacional, Maité Artieda, quien concedió una entrevista exclusiva a Cubacine, portal del ICAIC, a propósito del evento Meliá es del cine, atractiva propuesta que el pasado 26 de octubre permitió a cubanos y extranjeros de visita en la Isla disfrutar de lo mejor de su cine desde el hotel Meliá Habana, y que planea seguir.

¿Es la primera vez de Meliá es del cine? ¿Cómo surgió la idea?

Esta es la primera actividad que realizamos de este estilo, es decir, en un ambiente donde las personas pueden estar relajadas, al aire libre, disfrutando de una buena película.

La idea surgió a raíz de también querer celebrar el 500 aniversario de La Habana de una forma diferente y rindiendo tributo a una parte muy importante que ofrece Cuba a los turistas y a su propia gente: la cultura. Nos pareció muy interesante unir lo cultural con el hotel a través del cine y elegir películas que tuvieran a la ciudad como protagonista.

¿Por qué comenzar con Fresa y chocolate? ¿Ya eligieron otros largometrajes?

En la selección de las películas tuvo mucho que ver la especialista del Centro de Información del ICAIC, Martha Araújo Cristóbal, bajo el criterio de que la capital fuese un personaje en los filmes.

Además, Fresa y chocolate constituye un ícono dentro de la cinematografía cubana y una de las cintas con más repercusión a nivel internacional. Entonces, nos pareció acertadísimo empezar nuestro ciclo con ella.

La siguiente película que exhibiremos será Boccaccerías habaneras, de Arturo Sotto, en la cual La Habana tiene un peso importante.

¿Por qué el Meliá Habana?

Los trabajadores del hotel mostraron, desde el inicio, mucho empeño en poder realizar esta acción en sus instalaciones. Igualmente, el espacio que tenemos aquí con el jardín, la piscina y el mar cerca nos parece muy especial para crear la magia del cine.

¿Este será su homenaje a La Habana en sus 500 años de fundada?

El arranque de Meliá es del cine coincidió con esta celebración, pero la idea es que nuestro proyecto perdure en el tiempo. Este es solo el comienzo.

¿Cómo ayudó el ICAIC en la realización de esta propuesta?

El ICAIC ha sido una parte fundamental porque ha colaborado mucho y en todo momento, desde que se planteó la idea de traer cine a este rincón especial. Con Martha trabajaron, mano a mano, en la selección de las películas y proporcionaron todas las facilidades del mundo.

¿Cuáles son sus expectativas con este evento?

Cuba tiene mucho que ofrecer a quienes le visitan aparte de sus playas y su historia. La parte cultural es esencial. Por ello, queremos que los turistas y los mismos cubanos perciban la importancia de esto último. Esta premisa, que las personas puedan venir a los hoteles, relajarse, tomar algo y ver una película, es nuestra principal motivación.