Gina Preval

Despedida para Gina Preval

Mié, 15/01/2020 - 13:38

Este martes falleció en La Habana la destacada promotora y miembro más antigua de la Federación de Cines Club, Gina Preval.

Nacida en 1922, Georgina de la Caridad Preval Valdés-Miranda fue fundadora del Cine Club en Santiago de Cuba (1948) y de la Federación Nacional de Cineclubes de Cuba (1985). Decana de la Federación, de la cual ostentaba el Premio Miguel Secades, el máximo galardón que otorga esta asociación a personalidades con una larga contribución al desempeño de estas labores.

Gina Preval, como era conocida por todos, también era la cineclubista más longeva de Cuba y de Latinoamérica. Es la única mujer que posee el Premio Signis a la obra de toda la vida, otorgado por el Papa Benedicto XVI.

Gracias a sus gestiones, junto a Alfredo Guevara y Julio García Espinosa, logró la presencia del premio OCIC en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (FINCL).

Como homenaje de la Federación Nacional de Cine Club en el año 2014, Lázaro Alderete, Ramón Cabrera y Mario Naite realizaron el documental La luz la tengo adentro (2014), dedicado a su figura.

En 1998, con motivo de los 70 años de la fundación de la Organización Católica Internacional del Cine y el Audiovisual (OCIC), antecesora de SIGNIS, Gina fue incluida entre seis personalidades de todo el mundo que hicieron aportes significativos a la OCIC.

En 2009, en el Congreso Mundial de SIGNIS en Chiang Mai, Tailandia, se le otorgó uno de los tres premios Por la Obra de la Vida que se entregaron a personalidades de la comunicación católica del mundo.

Jurado en varias ocasiones del FINCL, Gina Preval es considerada una de las figuras más destacadas en la promoción del cine cubano.

El crítico e investigador Juan Antonio García Borrero en su blog Cine cubano, la pupila insomne escribe sobre Gina Preval: “Es motivo de orgullo y un gran honor para SIGNIS el otorgar el Premio Signis Por La Obra de la Vida a Gina Preval, por su incansable trabajo de décadas en la promoción del buen cine y al servicio de la Iglesia en Cuba. Su energía, dedicación y tenacidad son una inspiración para todos los miembros de nuestra Asociación”.