Fernando Hechavarría

El gran Fernando Hechavarría en De cierta manera

Mié, 16/09/2020 - 08:00

La tanda fílmica que este jueves 17 de septiembre ofrecerá De cierta manera incluye el documental Cosmorama, realizado por Enrique Pineda Barnet como todo un precursor del videoarte contemporáneo. Asimismo, para continuar los festejos por el aniversario 50 de la fundación del Departamento de Animación del ICAIC se presenta el corto Elpidio Valdés se casa, dirigido en 1991 por Juan Padrón, Mario Rivas y Tulio Raggi.

Por último, de la extensa e imparable filmografía del actor Fernando Hechavarría, quien este 16 de septiembre cumple sus 65 años, se eligió Como la vida misma, dirigida por Víctor Casaus en 1985.

Asimismo, la sección “Primer plano” hará un aparte en la carrera de este actor, quien alterna el cine, el teatro y la televisión con gran éxito.

Fernando Rogelio Hechavarría Gibert nació un 16 de septiembre de 1955 en Santiago de Cuba. Al graduarse de la Escuela Nacional de Artes, se unió al Grupo Teatro Escambray y participó en numerosas puestas en escena. En este período debutó en el séptimo arte en Como la vida misma.

Un año después Sergio Giral lo seleccionó para uno de los personajes de su película Plácido, basada en la obra teatral homónima del dramaturgo Gerardo Fulleda.

Más adelante y por varios años el actor alternó el teatro y la televisión hasta que, en 1995, Arturo Sotto le asignó el rol protagónico de su ópera prima: Pon tu pensamiento en mí, cuyo guion parte de la obra Jesús, del inolvidable Virgilio Piñera.

Dos calendarios luego, Sotto repite con Hechavarría y le ofrece uno de los personajes de su filme Amor vertical. El cineasta lo vuelve a hacer en 2007 con La noche de los inocentes.

Igualmente, entre 1999 y 2006el actor conformó el reparto de numerosas coproducciones filmadas en locaciones de la Isla (Camino al Edén, La estrella fugaz, Amazonas y El misterio Galíndez).

En 2008 Tomás Piard seleccionó a Hechavarría para trabajar en su filme El viajero inmóvil, un tributo al célebre escritor José Lezama Lima a partir de fragmentos de su novela Paradiso y entrevistas a importantes intelectuales cubanos.

De igual manera recurrió Rebeca Chávez al popular actor para uno de los papeles de su primer largometraje de ficción: Ciudad en rojo, correspondiente al año 2009 e inspirado en pasajes de la novela Bertillón 166, de José Soler Puig.

Para 2011, en medio de su intensa labor en las tablas y la pantalla chica, halla un espacio para intervenir en las películas Y sin embargo…, realizada por Rudy Mora; y La piscina, del entonces debutante Carlos Quintela.

Recientemente el público pudo apreciar a Hechevarría en el largometraje Inocencia, de Alejandro Gil, que narra los acontecimientos alrededor del fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina en la Cuba colonial de 1871.

Por otra parte, la sección “Catálogo” de De cierta manera revisará una de las primeras producciones del ICAIC, Desarraigo, dirigida en 1965 por Fausto Canel sobre un argumento coescrito junto a Mario Trejo, titulado originalmente Lo que vale la pena.

En la trama, un ingeniero argentino residente en París llega a La Habana contratado para realizar algunas obras en el oriente de Cuba. Allí conoce a una mujer que trabaja en el mismo plan y con quien, tras cierto encuentro, inicia una amistad que desemboca en un amor aparentemente sincero.

La película examina las contradicciones en alguien que se une a la Revolución cubana guiado por ciertas afinidades intelectuales, aunque con una idea romántica y algo turística de ella.

Desarraigo se estrenó hace más de cinco décadas en el circuito capitalino de los cines América, Arte y Cinema La Rampa, Los Ángeles y Metropolitan; y en nuestra televisión, por este mismo espacio, en mayo de 2009. La cinta obtuvo mención de honor en el prestigioso Festival Internacional de Cine de San Sebastián.