Panel Insumisas, la mirada de género, en FIC Gibara 2019

Enriqueta Favez estuvo en Gibara

Vie, 12/07/2019 - 16:26

Con una pegatina que porta el mensaje Mi cuerpo es mi vida e instrucciones para el uso de los condones femeninos fueron recibidos este viernes en la Casa de Cultura gibareña los asistentes al panel Insumisas, la mirada de género, momento dedicado a “lo otro” dentro del 15 Festival Internacional de Cine de Gibara.

“Hoy clausuramos las sesiones teóricas matinales con una propuesta externa idónea, que tiene muchas coincidencias con nuestro Festival”, señaló Sergio Benvenuto Solás, programador del evento y asesor de su presidente, Jorge Perugorría.

La directora del Proyecto Palomas, Lizette Vila, inició su discurso presentando a cada uno de los miembros de una mesa en la cual las etiquetas no hicieron falta.

“El género es de todos y todas. Hay que vivir con libertad desde nuestros cuerpos. FIC Gibara 2019 no es solo cine, también es un festival por y para los derechos humanos”, aseguró Vila antes de introducir a Fernando Pérez, quien junto a Laura Cazador dirigió y escribió Insumisas, una película que cuenta sobre “una mujer que se adelantó a su tiempo defendiendo sus ideas”.

“Precisamente eso fue lo que Laura y yo quisimos transmitir”, apuntó el cineasta, quien se inspiró en el libro Por andar vestida de hombre (2012), en el cual el gran investigador de la vida de Favez, el profesor Julio César González Pagés, profundiza su historia.

Por su parte, el director residente de Cooperación internacional en Cuba de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude), Peter Tschumi, comentó que Enriqueta Favez fue para él la primera cooperante suiza en venir a la Isla, específicamente a Baracoa, para practicar la medicina y ayudar a sus pobladores, lo que le trajo serios problemas.

También, Tschumi dijo: “El clima social y político en materia de orientaciones sexuales e identidades de género aún no es el mejor y por ello hay que continuar luchando por un mundo más solidario e inclusivo”.

A su vez, Alicia Lapenta, productora e integrante del movimiento feminista Ni una menos, el cual se opone a toda forma de violencia contra la mujer, trajo al debate otras cuestiones.

“Vengo de un país donde pasan cosas buenas y malas, y las buenas, en su mayoría, las hacen las mujeres (legalización del aborto, lucha contra los feminicidios, etc.) Además, hace mucho que necesitamos cambiar a un modelo legal en el que el género y la equidad estén presentes de verdad”, explicó.

De igual manera, el realizador uruguayo Cote Romero, otro de los panelistas de esta aguda jornada, centró su atención en el freno que existe todavía a la hora de emplearse el lenguaje de género en América Latina y el Caribe.

“Tenemos que generar una convivencia armónica a través de las palabras porque estas tienen mucho poder”, afirmó el también miembro del jurado en la categoría Documental, animación y videoarte de esta edición de FIC Gibara. Igualmente, la presidenta del mismo, Lizette Vila, invitó a saltar lo masculino y lo femenino de una vez, pues todos somos seres humanos.

También se trataron en el panel asuntos como la censura que persiste cuando se aborda la realidad LGBTIQ en el audiovisual cubano actual y la tendencia a mostrar  más hombres que mujeres gays en nuestras películas.

Foto: Kevin Manuel Noya