Maité (Eneko Olasagasti y Carlos Zabala)

Entre relatos habaneros

Jue, 09/07/2020 - 08:18

Este jueves 9 de julio, si deja la novela brasileña y sintoniza el Canal Educativo, podrá ver y escuchar al guionista y conductor de De cierta manera, Luciano Castillo, quien como cada semana y desde hace más de una década nos transporta hacia una “historia llena de luces y sombras”.

La tanda fílmica del programa especializado en cine cubano arrancará, esta vez, con el estreno en nuestro país del documental El guarachero soy yo, realizado en 2019 por Lourdes Prieto y consagrado a esa comparsa que forma parte ―con ritmo y sin dudas― de nuestro patrimonio cultural: Los guaracheros de Regla.

Por otra parte, la sección “Catálogo” profundizará en una de las tantas colaboraciones audiovisuales mexicano-cubanas de la primera mitad del siglo xx: Ángeles de la calle (1953), filmada en La Habana por Agustín Delgado.

Ángeles… fue la primera película producida por el fructífero compositor y escritor radial Félix B. Caignet, cuya trama se basa en su novela radiofónica, la cual aborda las aventuras de un niño de familia adinerada que al no recibir atención, decide escapar de su casa para unirse a una pandilla de muchachos desamparados. Entonces, junto a ellos, conocerá los extremos de la pobreza, pero también la bondad extrema de sus nuevos amigos, lo que brinda a su frívola madre una verdadera lección de ética.

Asimismo, la sección “Primer plano”, tras varias solicitudes recibidas en el “Buzón del cinéfilo”, complacerá a varios televidentes con un recorrido por la trayectoria del actor cubano Eduardo Moure.

Moure nació en La Habana el 4 de julio de 1932. En 1955 apareció en montajes de importantes obras teatrales y, desde entonces, fue comparado por su talento y atractivo con la luminaria estadounidense James Dean.

Más tarde, a finales de la década de los 50, viajó a Estados Unidos, donde estudió y actuó en varias salas hasta 1960, cuando volvió a la Isla, para obtener uno de los roles protagónicos en la telenovela La ambición de una madre, entre otros papeles en el teatro.

Para el cine, Moure fue seleccionado por Tomás Gutiérrez Alea para protagonizar El herido, uno de los cuentos de Historias de la Revolución, primer largometraje de ficción dirigido por el conocido cineasta. En dicha trama, ubicada en la capital cubana, una pareja esconde a un magullado participante de una acción contra la dictadura.

Pero, incuestionablemente, la interpretación más trascendental en la carrera cinematográfica de Eduardo Moure pudo apreciarse en el primer relato de Lucía, el importante largometraje de ficción dirigido por Humberto Solás. En el personaje de Rafael, el agente español encubierto que despierta una incontenible pasión en la heroína (Raquel Revuelta), el actor transmitió muchísima seducción y verosimilitud.

En fin, que con apenas cinco títulos en su filmografía, basta su convincente actuación en Lucía para que Moure, fallecido en Las Vegas el 14 de enero de 2006, se ganara un lugar en la historia del séptimo arte cubano.

Sobre este, el crítico Juan Cueto-Roig escribió: “Eduardo Moure, además de poseer una elegante y apuesta figura, consiguió brillar con luz propia y demostró ser un excelente actor”.

De cierta manera transmitirá también varios tráileres de producciones del ICAIC, imágenes del documental Romeo y Julieta 64 y un repaso de la música para el séptimo arte de Gonzalo Roig (Sucedió en La Habana, El romance del palmar y Cecilia Valdés).

Para cerrar, el programa propone la reposición de la coproducción entre Cuba y España Maité, que tuvo su premier hace 25 años y fue dirigida por los cineastas vascos Eneko Olasagasti y Carlos Zabala. Ellos rodaron sobre un guion del Premio Nacional de Cine 2020, Senel Paz.

Gracias a una alianza entre el Canal Educativo y el ICAIC, De cierta manera llega a usted cada jueves a las 9:35 p.m.