Llamada para un muerto

Espionaje con sustancia

Lun, 11/29/2021

Una Guerra Fría en callejones oscuros y sucios y un juego de espías más allá de las conveniencias políticas se despliegan en Llamada para un muerto (1966), propuesta de Historia del cine para este lunes 30 de noviembre.

En la misma, la intriga está a la orden del día y nos llega de la mano del gran Sidney Lumet, quien para filmar esta historia se inspiró en la novela homónima de John Le Carré, quien siempre se alejó del James Bond tradicional.

Y es que la trama se enfoca en un agente secreto inglés que debe averiguar todo lo concerniente al aparente suicidio de un compañero. Entonces, las investigaciones apuntan a que la viuda es la principal sospechosa de la extraña muerte de su marido.

Lumet recurrió, además, a James Mason, Maximilian Schell, Harriet Andersson y Simone Signoret, actores y actrices que dotan a sus personajes de alma sin caer en la habitual y aburrida lucha entre el bien y el mal. Porque no todo es blanco y negro, también existe el gris.

Así, este film independiente rodado en los exteriores de Londres y en plató supo convertirse en una entretenida cinta de espías con sustancia. No por gusto obtuvo cinco nominaciones a los BAFTA (actor, fotografía, película, guion y actriz extranjera).

Por otra parte, la banda sonora instrumental de Llamada para un muerto fue compuesta por el productor estadounidense Quincy Jones, quien está detrás de muchos discos exitosos, incluido el álbum más vendido de todos los tiempos: Thriller, del “Rey del Pop”, Michael Jackson.

Historia del cine llega a usted los lunes alternos, a las 10:30 p.m., por Cubavisión.

(Foto: tomada de Espinof)