Fábrica de felicidad

Fábrica de felicidad: más allá de nuestras fronteras

Mié, 19/08/2020 - 11:50

Este jueves 20 de agosto el canal de televisión latinoamericano de noticias Telesur transmitirá en el programa Congénero un reportaje sobre la Casa Productora para el Activismo Social Palomas y su más reciente proyecto, Fábrica de felicidad. 

El audiovisual, filmado por la corresponsalía del canal en La Habana y la periodista Nayara Tardo, se televisará a las 2:00 p.m. y forma parte de las acciones que la Casa implementa por el aniversario 60 de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). 

Entre los objetivos que persigue la emisión se encuentra resaltar el valor que presenta Fábrica… dentro del convulso contexto actual. Los cortometrajes que integran la serie audiovisual visibilizan la creciente desigualdad de género en este período de confinamiento. 

De ahí que Palomas haya creado este producto comunicacional que alerta sobre la necesidad de incluir el enfoque de género en todas las medidas que sean tomadas en posibles crisis futuras. 

Dentro del reportaje intervienen la directora del proyecto, Lizette Vila; el productor ejecutivo, Marcos Herrera; el director de fotografía, Humberto Mayol; y el coordinador general, Sergio Cabrera.  

Entre las declaraciones que ofrecerá la reconocida activista y directora de la Casa destacan aquellas asociadas a la noción de felicidad como un recurso movilizador que se convirtió en la base de los audiovisuales. Según Herrera, fue la respuesta a diversos llamados de varias organizaciones internacionales como la OMS y la CELAC. 

Por su parte, Mayol se referirá a la novedosa experiencia que tuvo el trabajo en equipo, en la que la síntesis se convirtió en la primera herramienta para llevar al público la necesaria información visual.  

Con la noción de que Fábrica de felicidad se consolida como un producto necesario de denuncia y reparación, el reportaje que ha sido preparado para Congénero transmitirá, sin dudas, la eficacia de una obra que, como bien se encarga de especificar Sergio Cabrera, no propone revictimizar a la mujer ni al hombre, sino mostrarles opciones para continuar resistiendo y tratar de conseguir la felicidad.