Fotograma de Astérix y el secreto de la poción mágica

Filmes animados en el 22 Festival de Cine Francés

Mar, 30/04/2019 - 11:24

Recientemente concluyó la edición 22 del Festival de Cine Francés, celebrado en la Habana del 17 al 28 de abril. Entre las novedades que trajo estuvo la proyección de tres filmes animados de estreno: Astérix y el secreto de la poción mágica (Astérix: Le secret de la potion magique, 2018), El malvado zorro feroz (Le Grand Méchant Renard et autres contes, 2017) y Dilili en París (Dilili à Paris, 2018); películas que por sus novedosas propuestas visuales incluyeron al público más pequeño dentro de esta fiesta del audiovisual galo.

Quizás entre los tres animados el más tentador resultó ser Astérix…, nueva adaptación de un clásico de la cinematografía francesa. En esta ocasión, los personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo fueron reconstruidos por Alexandre Astier y Louis Clichy, ambos de gran renombre dentro de la animación contemporánea.

En el largometraje, Astérix, Obélix, Panorámix e Ideáfix emprenden un viaje en búsqueda de un druida capaz de sustituir al viejo anciano en la elaboración de la legendaria poción mágica. Acompañados de una niña, la pequeña Pectine, se adentran en las más disímiles aventuras, enfrentándose a sucesos negativos provocados por el villano.

La película, con animación en tercera dimensión, vuelve a llevar a escena el enfrentamiento entre romanos y galos, estos últimos con el objetivo de defender su territorio contra fuerzas invasoras, lo que consiguen gracias a una fórmula secreta que los dota de fuerza y rapidez. Sin embargo, a pesar de conocer la historia en su esencia, la trama del filme nos propone cierta reconciliación entre ambos bandos, que al verse atacados por un mal superior deciden unirse y así consiguen vencer al  druida malvado.

El audiovisual, como comedia animada, establece ciertos guiños con la parodia a hechos relevantes de la historia de la humanidad y a otros personajes animados. Tal es el caso de un druida que ofrece como cara de presentación a Panorámix el milagro de la multiplicación de los panes;  así como la posición heroica que uno de los galos asume en la defensa de su poblado, en concordancia con los ademanes del héroe americano Superman.  

Con el fin de romper estereotipos en relación a lo establecido, el viejo druida deja en manos de una niña el secreto de la poción mágica, con lo que se impone al paradigma de la no inclusión femenina en la magia del pueblo. Pectine se convertirá no solo en la sucesora de Panorámix, sino en la primera mujer que conocerá la fórmula más codiciada por galos y romanos.

Y si de finales se trata, nada como rendir honores a entregas anteriores.Es por eso que Astérix y el secreto de la poción mágica termina en un gran banquete donde los nativos disfrutan en paz de buena música y comida.

Aunque  El malvado zorro feroz y Dilili en París no tienen personajes que gozan de la popularidad de Astérix, Obélix y Panorámix, tuvieron igual aceptación entre los más jóvenes de la casa, lo que permite evaluar también estas propuestas de frescas y novedosas en temáticas y animación. No por gusto en el caso de Dilili… su veterano realizador, Michel Ocelot, se prepara para aterrizar con éxito en el Festival de Cannes. 

Esperamos, entonces, con ansias que en la próxima entrega del Festival de Cine Francés haya, como esta vez, cine para el disfrute de toda la familia.