Fotograma de Tú y yo

Homenaje a Bertolucci

Mié, 09/10/2019 - 08:22

Nacido en Parma el 16 de marzo de 1941, Bernardo Bertolucci rodó en 1964 su primer filme trascendente, Antes de la revolución, en el que ya se advertían las características de su estilo personal, una expresiva puesta en escena en la que abordará temas complejos, apoyada en una fluida edición, cámara dinámica y una pensada apoyatura musical.

Partner (1968) y La estrategia de la araña (1970) abordan el tema del doble psicológico, y en ese mismo año rodaría su obra maestra, El conformista, donde se dan cita dos temas que serán constantes en su filmografía: el sexo y la política. También en esta producción se hace presente otra de sus preocupaciones existenciales, expresada de modo invariable en su quehacer: la imposibilidad de ser feliz en las relaciones amorosas.

Esta última cuestión será capital en su siguiente película, la polémica El último tango en París, prohibida en Italia en su momento, cuya franqueza erótica, escandalosa en aquel entonces, pasó a un segundo plano su tema real, el intenso drama de un hombre incapacitado para cualquier relación afectiva que encuentra la muerte cuando afloran en él los sentimientos.

Luego del extraordinario filme épico y social Novecento (1976), el realizador filmó otra controvertida cinta, La Luna (1979). La soledad, el sexo y la incomunicación se manifiestan nuevamente aquí a través de la relación incestuosa entre una madre, cantante de ópera, y su hijo adolescente. La figura del padre ausente, otra cuestión clave en la filmografía del director, también se materializa. Este filme sería seguido por la enigmática cinta La tragedia de un hombre ridículo, con una descollante actuación de Ugo Tognazzi.

Uno de los títulos más famosos de Bertolucci es la premiada película El último emperador (1987), sobre el último monarca chino, bendecida por la Academia de Hollywood y un éxito internacional, rodada antes de El cielo protector (1990), que no logró igual acogida, y en la que planteara de nuevo sus inquietudes temáticas, entre ellas, la imposibilidad de ser felices en el amor, algo extensible a trabajos posteriores como Cautivos del amor (1998), relato de la pasión de un pianista británico por una joven africana casada.

Quedaría, por último, comentar dos películas cargadas de nostalgia por el pasado, Belleza inolvidable (1995), en la que el maestro italiano insiste en el asunto de la búsqueda del padre y brinda por primera vez a su personaje un momento de felicidad, a través del descubrimiento de la sexualidad. La otra cinta es Los soñadores (2003), en la que Bertolucci recrea el París de mayo del 68, y narra una relación triangular y confirma nuevamente sus tópicos favoritos: el sexo y la política. Tú y yo (2012), otra cinta interpretada por jóvenes, cerró la carrera de Bertolucci, quien falleciera el 26 de noviembre de 2018. Tenía 77 años de edad.

La Cinemateca de Cuba, en coordinación con la embajada de Italia en nuestro país, presenta este homenaje al gran cineasta, que prácticamente abarca toda su filmografía.

(Tomado de Cartelera Cine y Video, nro. 168)