Romeo debe morir

Lectura moderna de un clásico shakespereano

Jue, 24/09/2020 - 08:14

Hace 20 años saldría a la luz una de las icónicas películas protagonizada por el inolvidable Jet Li. Romeo debe morir (Andrzej Bartkowiak, 2000) quedaría en la mente de muchos, no sólo por el impacto mediático que logró alcanzar sino también, por incluir en su protagónico a Aaliyah, cantante norteamericana que murió en un trágico accidente de avión.

El filme se centra en la lucha por el poder entre dos familias de distinta ascendencia étnica. La historia se complica cuando dos miembros, uno de cada bando, se enamoran y deciden luchar por sus sentimientos.

Al estilo shakespereano, Bartkowiak revisita desde una perspectiva moderna el idilio prohibido entre dos amantes, que insisten en consumar su amor, a pesar de las diferencias.

En esta lectura personal y muy dinámica a nuestros tiempos, el romanticismo desmedido es sustituido por la acción que implican las artes marciales. Romeo sabe pelear, ¡y que bien lo hace!

Entretenida y amena, logra enganchar por su trama, sus personajes bien concebidos, y las múltiples escenas de combate, a través de las cuales Jet Li logró consolidar su carrera en la industria hollywoodiense.