Un hermoso día en el vecindario

Más relaciones humanas en Arte 7

Vie, 14/08/2020 - 08:14

Las relaciones humanas y sus circunstancias constituyen un área temática inmortal para el séptimo arte de todo el orbe. Muestra de ello, las dos películas que exhibirá este domingo 16 de agosto su revista cinematográfica Arte 7.

La primera de ellas se titula Un hermoso día en el vecindario (2019) y narra cómo el periodista Lloyd Vogel recibe la misión de indagar en la figura del creador y presentador de un programa estadounidense de televisión para niños de los años 60, Fred Rogers. Entonces, la empatía, amabilidad y decencia de Fred desarman a Vogel y le obligan a examinar su propia vida.

Este biopic fue dirigido por Marielle Heller y cuenta en su rol protagónico con el popular Tom Hanks, a quien se le suman otros actores y actrices como Matthew Rhys, Chris Cooper, Susan Kelechi Watson y Noah Harpster.

Juntos conforman un largometraje con el cual Heller se las arregla para escapar tanto de la “mera santificación” del personaje como del “exceso de sentimentalismo” y, a la vez, equilibrar lo cómico y lo melancólico.

Asimismo, el crítico Daniel Martínez Mantilla dijo a Fotogramas que en el filme aparecen  “emociones a flor de piel, las cuales surgen a partir de un sensacional guion (Micah Fitzerman-Blue y Noah Harpster), que permitió construir un excelente drama sobre las relaciones humanas”.

Por otra parte, la segunda cinta del espacio será Un golpe brillante (2013) y se trata de una comedia francesa con robos y atracos.

The love punch ―su título original― plantea en su sinopsis lo siguiente: “Kate (Emma Thompson) y Richard (Pierce Brosnan) llevan varios años divorciados. A Richard acaba de abandonarlo su amante y, además, un tiburón de las finanzas lo ha arruinado a él y a sus compañeros de trabajo. Desolado, recurre a Kate y le propone robar al empresario que lo ha estafado. A pesar de que su relación no es buena, Kate, pensando en el futuro de sus hijos, acepta el plan”.

Bajo la dirección del cineasta Joel Hopkins, el largometraje de 95 minutos resulta “reconfortante” y “glamuroso”, si tenemos en cuenta a sus dos protagonistas.

Igualmente, para el crítico Boyd van Hoeij en Variety, nos encontraremos con un “tierno melodrama donde las escenas predecibles se alternan con otras de alto vuelo, la acción ligera y la farsa”.