Retrato de un artista siempre adolescente

“No hay una única manera de mirar al pasado”

Sáb, 07/12/2019 - 05:16

No siempre un documental sobre un cineasta que ya no está entre nosotros resulta interesante, pero si está contado de forma distinta, con picardía y apelando a la emoción, entonces tiene garantizado su éxito. 

Justo eso se logró con Retrato de un artista siempre adolescente, audiovisual exhibido este viernes 6 de diciembre en el cine 23 y 12 como parte del 41 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Su realizador, Manuel Herrera, presente durante la proyección, afirmó que se trata de una película muy cercana para él, una deuda que tenía con la estética de Julio García Espinosa, llena de experimentación.

Además, “mi documental funciona como tributo al ICAIC y al cine revolucionario cubano”, añadió.

Retrato de un artista siempre adolescente recorre la vida y obra del director de obras como Aventuras de Juan Quinquin y Cuba baila, a través de su propia voz y de disímiles testimonios que hablan de lo multifacético y arriesgado que fue, siempre, Julio García Espinosa.

Por otra parte, dicha película, que cuenta con la asesoría de la subdirectora de la Cinemateca de Cuba y viuda de Julio, Dolores Calviño, resulta una búsqueda constante de estilos donde la influencia del neorrealismo italiano, la cultura popular, el contexto político de aquellos años y hombres como Tomás Gutiérrez Alea (Titón) y Alfredo Guevara son protagonistas innegables. 

Y es que como dijese el realizador Manuel Herrera: “No hay una única manera de mirar al pasado”.