Logo Muestra Joven ICAIC

Renacer implica expandirse

Jue, 28/03/2019 - 17:23

“Otra vez se convoca a los espíritus, se corre la cerca (…)”, así se lee en el número cero del Bisiesto, diario de la Muestra Joven ICAIC, dedicado a promover todo lo relacionado con este evento. La mayor cita del audiovisual joven cubano este año tendrá varias particularidades, pero sin perder la esencia.

Según sus organizadores, esta edición cuenta con menos obras inscritas respecto a eventos anteriores. En la categoría de ficción compiten un total de once obras y trece documentales. Conjuntamente con ellas se incluyen en la programación del evento los apartados Fuera de Concurso, Bonus y La mirada del otro.  

Otra peculiaridad del evento es que la animación desaparece como categoría y en su lugar se concederá un premio a esta especialidad. De esta manera se salda “una vieja deuda con los animadores, quienes por mucho tiempo han intentado hacer notar que su arte no está circunscrito a un género específico, sino que puede moverse entre la ficción y el documental (…)”.

El jurado del concurso de filmes está integrado por la actriz Alicia Hechavarría, el documentalista Damián Sainz, la historiadora del arte Miryorly García, la editora y directora audiovisual Celia Suárez y el guionista de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) Raydel Araoz.

A su vez, y como parte de la Muestra también, se premiarán carteles, considerados  acompañantes gráficos de las películas que, en ocasiones, son recordados más que el propio filme. Los responsables de seleccionar a los ganadores en esta disciplina serán los jóvenes y experimentados diseñadores Adria Santa Cruz, Camilo Suárez Hevia y Mauricio Llópiz Hernández, todos egresados del ISDi.

Pero, por encima de todos estos nombres, lo fundamental es que tendremos a los realizadores con sus proyectos ya consumados, quienes incorporan a sus intereses otro de los propósitos de esta 18 Muestra —y me atrevo a decir que el de las anteriores—: “sacar al ídolo de la vitrina y convertirlo en referente cercano”. Porque sentirse parte es distinto y mejor.