Durante la conferencia de prensa realizada en el CCC Fresa y Chocolate. Foto del autor

Siete películas, cuatro ciudades, un festival

Mié, 03/04/2019 - 14:37

Nunca me había dolido el no poder viajar al interior, pero como dicen: “siempre hay una primera vez”. La mía tiene que ver, directamente, con no poder participar de un evento cinematográfico que, sin menospreciar a otras iniciativas de este tipo, no tiene precedentes en Cuba por el hecho de trasladarse a otras provincias del país. Se trata del Festival de cine Nórdico LGBTIQ+, el cual mostrará audiovisuales variados sobre esta temática. Las siglas del festival refieren de la comunidad compuesta por personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, queer y otras orientaciones sexuales e identidades de género.

Dichos materiales contextualizados en países tan distantes y fríos para nosotros como Suecia y Noruega, intentaran sensibilizar, y sobre todo educar, a la población residente en las ciudades de Santiago de Cuba, Camagüey, Pinar del Río y La Habana que acuda a las salas de cine y otros espacios destinados para las proyecciones.

A su vez, con cada proyección tendremos un panel de discusión para fomentar el debate acerca de diferentes temas con los espectadores, algunos bastante polémicos pues, por ejemplo, aluden a la transexualidad en la etapa infantil (Bendik y el Monstruo).

Esta muestra de cine itinerante arrancó el 1ro de abril en Santiago de Cuba (hasta el día 5) para luego moverse a Camagüey (del 8 al 11), Pinar del Río (del 15 al 18) y cerrar en la capital cubana (del 7 al 12 de mayo) como parte de la venidera Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, auspiciada hace más de una década por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Entre los organizadores de este Festival se encuentran las Embajada de Suecia y Noruega en Cuba, el Cenesex, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), el Ministerio de Cultura de la República de Cuba, The Nordics (parte del Consejo Nórdico de Ministros) y el Instituto Sueco.