Todo bien

¿Todo bien dentro de una sociedad patriarcal?

Jue, 24/09/2020 - 08:26

Ante la violencia de género quedarse callada nunca será la opción precisa. Y aunque en Todo bien (2015), propuesta de La séptima puerta, Eva Trobish no pretende victimizar a su protagonista, si deja bien claro cómo la sociedad y la naturalización de esa violencia, puede influir en las decisiones de la misma y llegar a cuestionarse la necesidad de denunciar, ante la mirada arbitraria de una sociedad patriarcal.

Circunstancias o miedo a las consecuencias, el caso es que Janne (Aenne Schwarz) ha sido violada por el cuñado de su jefe y decide seguir viviendo como si nada hubiese ocurrido. Sin embargo, aunque se empeña en pensar que todo está bien, nada será igual que antes.

Realidad que se problematiza desde el título de la cinta y que incita a pensar en el abuso sexual desde todas sus aristas y, en particular, desde todos los involucrados.

¿Final poco convencional?, quizás. Y aunque no se solucione el problema y el cierre provoque vacío, ese es, sin dudas, el sentido de un filme que pretende hacer que otros reflexionen sobre la sociedad, y su génesis patriarcal.

El largometraje tuvo una gran acogida en el Festival de Cine de Locarno donde obtuvo el galardón a la mejor ópera prima. De igual manera obtuvo el premio Fipresci en Múnich.