Penumbra

Tres en las penumbras

Jue, 24/09/2020 - 08:14

Como punto de partida para este jueves 24 de septiembre, De cierta manera continúa celebrando los sesenta años de fundado el Departamento de Animación del ICAIC, devenido hoy Animados ICAIC. El tributo será a través de la sección “Panorámica”, que retomará los primeros cortometrajes producidos con la técnica stop motion en la década fundacional de los estudios; y la exhibición de los cortos realizados con esta técnica El robo (Jorge Fraga, 1962) y La quimbumbia (Miguel Fleitas, 1963).

A continuación, el espacio escrito y presentado por el investigador Luciano Castillo mostrará el documental Cuadra por cuadra, el cual Melchor Casals dedicó en 1974 a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR); y el telefilme Penumbras, realizado en 2012 por Charlie Medina a partir de la obra teatral Penumbra en el noveno cuarto, del dramaturgo Amado del Pino, la cual fuera adaptada entonces por el guionista y realizador Carlos Lechuga.

Penumbras transcurre en Cuba, durante los años noventa, cuando se decide la Serie Nacional de Béisbol. Entonces, un pelotero famoso (Tomás Cao) y su amante (Ysmercy Salomón) llegan a una húmeda y sombría posada de La Habana. Allí conocerán a Pepe (Omar Franco), el posadero, y entre los tres surgirá una relación marcada por el desencanto de sus vidas y el reto de un futuro marcado por la obstinada búsqueda de la felicidad.

Por otra parte, el “Flashback” de De cierta manera recordará el 27 de septiembre, cuando se cumple el aniversario 30 de la premier del filme María Antonia, de Sergio Giral, en el circuito capitalino integrado por los cines Yara, Payret, Ambassador, Astral, Florida, Gran Cine, Carral y XI Festival de Alamar. Esta adaptación fílmica de la obra teatral homónima del dramaturgo Eugenio Hernández Espinosa fue protagonizada por la inolvidable Alina Rodríguez.

A su vez, la “Banda sonora” retomará la obra destinada al cine cubano del fecundo compositor y pianista José María Vitier, quien se destacó en la concepción de temas para versiones cinematográficas de disímiles obras literarias.

Entre ellas cabe mencionar la adaptación por el gran Humberto Solás de El siglo de las luces, la novela de Alejo Carpentier. La primera sería inconcebible sin la excepcional partitura aportada por Vitier. Otros títulos son la comedia Lista de espera y Fresa y chocolate, para la cual Vitier concibió un hermoso conjunto de temas.

El más conocido de estos es el que lleva el propio título de la película del binomio Titón-Tabío sobre personajes creados por el premio nacional de cine Senel Paz. No en vano quedaron en la memoria de los cinéfilos esos acordes que evocan el abrazo final entre David y Diego.