Chevalier

Tsangari y la deconstrucción de la masculinidad

Jue, 17/09/2020 - 09:01

Siguiendo las huellas de uno de los mitos más conocidos de la historia griega se encuentra la mirada deconstructiva de Athina Rachel Tsangari, quien, con Chevalier (2015), ofrece su perspectiva sobre la masculinidad desde su condición de mujer.  

La cinta, que formó parte de la selección oficial en el festival de cine de Locarno, está programada para este viernes 18 de septiembre en La séptima puerta.  

Clasificada como una comedia dramática, la película muestra la rivalidad entre seis amigos que, embarcados en un lujoso yate en medio del mar Egeo, compiten en el juego Chevalier. Una prueba que cuestiona la masculinidad ante la construcción social que propició su origen.

Quizás la visión paródica de la leyenda clásica que ubica a estos hombres en un espacio inamovible se convierte en uno de los atractivos que mantiene el interés del espectador.

Al juzgar las actitudes y acciones de estos individuos se cuestiona esa estructura patriarcal que proyecta al hombre como un ser superior a la mujer, pero también se problematiza sobre la masculinidad y las nociones inherentes a esta como el ser y el deber ser.

Las constantes contiendas enfrentan a los protagonistas en diversas situaciones. Tsangari se burla de ellos, construye su propio universo desde donde, como mujer, filma la incapacidad de esos pocos por demostrar, entre ellos mismos, su supuesta superioridad.