Javier

Un soplo de diseño entre tanta “infoxicación”

Mar, 21/04/2020 - 01:01

El talento y la creatividad del joven cubano Javier González Borbolla son innegables. No obstante, en los últimos días este diseñador gráfico, graduado en 2015 del Instituto Superior de Diseño (ISDi), se ha superado con creces. 

El también especialista del Centro de Información del ICAIC y colaborador del proyecto CartelOn conversó con Cubacine sobre una nueva faceta en su trabajo, la misma que lo mueve a crear más allá de carteles para filmes, documentales y festivales nacionales  e internacionales. 

―¿Cómo se te ocurrió diseñar vinculando el cine y el contexto que atravesamos por el azote de la Covid-19? 

La idea de relacionar el cine con nuestras circunstancias se debe, en primer lugar, a que me considero un cinéfilo empedernido, me gusta dedicarle tiempo a desmembrar audiovisuales, decodificar signos, analizar el diseño de producción, investigar sobre el equipo de realización; y luego, a mi trabajo en el ICAIC, el cual me estimula a generar contenidos visuales a favor del gusto por el buen cine. 

No me considero un pionero en esta tendencia que ha venido emergiendo en el mundo entre los creativos: la creación gráfica para combatir la Covid-19 desde lo espiritual, sino que apenas estoy iniciándome. Por citar un ejemplo, podemos mencionar la iniciativa de la diseñadora Annick Woungly con su serie Carteles cubanos en tiempos de coronavirus, a la que muchos nos hemos sumado recolocando a esta expresión artística en su función formadora de conciencia y entretenimiento. 

―¿El proceso creativo se complejiza o resulta más fácil desde casa?

La creación resulta más satisfactoria si nos sentimos a gusto donde permanecemos, ya sea en el hogar, en el trabajo, o en cualquier otro sitio. El proceso creativo no siempre consiste en esperar a que “baje la musa”. Digamos que casi nunca funciona así. Es necesario estudiar, ver referentes, admirar lo que están haciendo tus colegas, disfrutar del arte en cualquiera de sus manifestaciones, sea clásico o contemporáneo; pues por lo general nuestras mejores creaciones tienen citas del mundo artístico y eso es lo que las hace brillantes. 

―¿Momentos como este, aunque fatídicos para toda la humanidad, te inspiran?

Creo que en tiempos como los que vivimos hoy, los diseñadores gráficos tenemos la noble responsabilidad de regalar al mundo mensajes positivos e imágenes agradables.

―Cuando las redes sociales ganan cada vez más fuerza, ¿qué aportan iniciativas como estas?

Las redes sociales están plagadas de contenidos alarmistas, negativos; es curioso como las personas prefieren compartir este tipo de información y no las alentadoras. Entonces, iniciativas como estas resultan un soplo de aire fresco entre tanta “infoxicación”. 

―¿Qué otras ideas tienes en mente para las próximas semanas?

Para seguir con la línea del séptimo arte, pienso confeccionar carteles de las mejores películas que he visto durante la cuarentena; así quizás la gente se anime a ver buen cine, desde sus casas, bajo la recomendación de este humilde servidor.